Actividad como motor de estilo de vida saludable

Actividad como motor de estilo de vida saludable

El hombre es activo por naturaleza y debe procurar mantener esa actividad para su propio beneficio. En las últimas décadas la sociedad ha experimentado una prolongación en los años de vida. Esto es estupendo cuando va acompañado de calidad.

Conforme envejecemos, nuestro organismo experimenta diversas modificaciones las cuales son generadas por cambios propios de la edad y desgaste acumulado. Ello no significa que esta etapa deba considerarse de enfermedad, pero si es cierto que hay una mayor vulnerabilidad a la aparición de esta.

Incentivar todas aquellas actividades  que ayuden a lograr una mayor autonomía  ayudará a mejorar la calidad de vida de estas personas. De ahí la importancia de envejecer de forma activa. Mantener una mente activa y una vida participativa les ayudará a conseguir un envejecimiento saludable.

Últimamente se habla mucho sobre la influencia que el trabajo mental, la actividad física, las relaciones sociales y una alimentación saludable, pueden tener para frenar o evitar el deterioro cognitivo y las demencias en este tipo de personas. Se tiene por seguro que la memoria, la atención y algunas funciones cerebrales pueden mejorar si mantenemos el cerebro activo e intentamos que esté físicamente lo más saludable posible.

Dependiendo del estado y necesidades de la persona, podremos realizar actividades en el día a día que estimulen las diferentes funciones del cerebro como:

  • Leer: el periódico, un libro, una revista… nos valdrá cualquier cosa que tengamos a mano.
  • Escribir: hacer la lista de la compra, de cosas que tengamos que hacer…
  • Hacer pasatiempos: crucigramas, sopas de letras..
  • Practicar algún hobby: pintar, coser, escuchar música… no sólo disfrutaremos haciendo algo que nos gusta, sino que, además, activaremos nuestras neuronas.
  • Jugar: a cartas, al dominó, a juegos de mesa. Podemos aprovechar los ratos con los nietos, amigos…
  • Participar en actividades culturales e intelectuales: ir al cine, al teatro, visitar  un museo, hacer una excursión..
  • Aprender cosa nuevas: la letra de una canción, la receta de un postre nuevo…Se recomienda aprender algo cada día para enlentecer el envejecimiento cognitivo.

Como veis, en definitiva, cualquier actividad puede estimular la mente. Algunas lo harán más que otras … Todo dependerá del esfuerzo que la persona requiera para su realización.

 

Redacción: Sara (Psicóloga Centro de Día Pío XII)



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR