Cómo hago una lista de deseos para un mayor con Alzheimer

Cómo hago una lista de deseos para un mayor con Alzheimer

La mayoría de las personas nos pasamos la vida en piloto automático, hasta que somos conscientes de que se ha acabado otro año y en él no hicimos nada especial. Es entonces cuando nos damos cuenta de lo importante que es vivir la vida al máximo.

Esta sensación que sentimos cada uno con nosotros mismos, podemos sentirla también hacia los demás, y en especial, hacia aquellas personas mayores que, por determinadas enfermedades como el Alzheimer, dependen de nosotros para hacer las cosas (incluído hacer cumplir sus sueños).

Escribir una lista de deseos podría ser la solución y te vamos a contar el porqué.

 

“¡Sueña como si fueses a vivir para siempre y vive como si fueras a morir mañana!”

 


Desde que le diagnosticaron Alzheimer has estado decidido a que aproveche al máximo cada día, pero encuentras con barreras como:


– Se siente frustrado porque no puede hacer lo mismo que antes de la misma forma.


– Sus dificultades de memoria lo han vuelto más dependiente de todo lo que le rodea.


Una lista de deseos puede ayudarle (y ayudarte) a recuperar el control y agregarle a la vida toda la emoción y el propósito que tanto necesita. ¿No sabes por dónde empezar?

 

Toma nota de nuestros consejos

 


Ser creativo


Comenzad anotando cualquier cosa que siempre haya querido hacer, no importa cuán loco o ridículo sea. Regresa a los sueños de su infancia y deja volar su imaginación.

¿Quería viajar por el mundo? ¿Tomar el té con la reina de Inglaterra? Escribid todo en un papel. Una vez que comencéis, os sorprendereis de lo fácil que regresan los recuerdos.



Ser objetivo


Es posible que no pueda hacer la mayoría de las cosas que habéis escrito, pero te han recordado lo importante que es tener sueños y lo felices que te hacen sentir.
Ahora que tenéis “el líquido creativo” fluyendo, escribid una segunda lista teniendo en cuenta todos los sueños salvajes contenidos en la primera. Por ejemplo:

  • Es posible que no puedas viajar por el mundo, pero ¿tal vez podrías organizar un viaje a un lugar al que siempre quisiste ir?
  • Es posible que no puedas tomar el té con la Reina, pero tal vez podrías vestirte elegante e ir a un lugar elegante para el té de la tarde.

Piensa en grande, pero también en pequeño


Las listas de deseos no sólo se refieren a la planificación viajes costosos. La belleza de una lista de deseos es que puede contener absolutamente todo lo que le da alegría: Teñirse el cabello, escribir una biografía, ver a un viejo amigo, escribir un poema, tomar un baño de burbujas…


No intentes terminarla


La bueno de una lista de deseos es que nunca termina. Sois libres de agregar, modificar o cambiar cualquier cosa en ella.


Haz que suceda


Cuéntales a sus amigos y familiares lo que estáis haciendo (podría animarles a hacer una lista de deseos, también). Explique que el hecho de poder marcar algo de su lista le dará una gran sensación de logro y felicidad



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies