¿Es tu casa un lugar seguro? ¡Descúbrelo!

¿Es tu casa un lugar seguro? ¡Descúbrelo!

La seguridad en el hogar es importante para todos, pero tiene una importancia mayor para quienes estén a cargo del cuidado de otras personas. Particularmente, la seguridad en el hogar es importante si estás a cargo del cuidado de una persona con algún tipo de deterioro cognitivo o demencia.

La mejor protección es la anticipación

 

1. Identificar y evaluar los riesgos.

Comienza identificando las capacidades de la persona, su comportamiento y su salud. Algunas preguntas que te proponemos: ¿Puede utilizar las escaleras de manera segura? ¿Camina o se levanta durante la noche? ¿Se ha caído antes? ¿Reconoce situaciones de peligro, como un por ejemplo un incendio? ¿Sabe utilizar el teléfono? ¿Muestra señales de agitación si se encuentra solo?

2. Reducir el peligro

Revisa cada habitación en busca de posibles peligros y anota los cambios que te gustaría realizar. Modificar el ambiente será más efectivo que tratar de cambiar el comportamiento de tu ser querido. Por ejemplo si detecta que continuamente está buscando la puerta para salir a la calle coloque cerraduras en las puertas de salida en una posición alta o baja, pero no a la altura de la vista, en vez de reconducirlo continuamente.

3. Adaptar el ambiente

Adaptaciones en el domicilio. Las adaptaciones en el hogar son modificaciones que se realizan en el entorno de la persona y le facilitan realizar las tareas del día a día de forma independiente, más segura y sencilla.

¿Vas a realizar cambios en el hogar?

Te recomendamos seguir estas indicaciones:

1. Procurar no llevarlos a cabo de forma brusca para no desorientar a la persona.
2. Recuerde que quizás no sea necesario hacer todos los cambios sugeridos. Este articulo abarca un gran número de inquietudes que pueden surgir en torno a la seguridad y es posible que algunas de estas modificaciones nunca sean necesarias.
3. Es importante, sin embargo, revaluar la seguridad de la casa periódicamente, a medida que cambian los comportamientos y las habilidades.
4. Pedir asesoramiento al personal técnico especializado, que garantice una adaptación personalizada a sus necesidades.

Recomendaciones generales para todas las estancias:

• Coloque los números de emergencia y la dirección de su casa cerca de todos los teléfonos.
• Espacios amplios y libres de obstáculos para que la persona pueda moverse libremente.
• Evitar tener muchos objetos decorativos en las estancias.
• Evite el desorden, lo cual puede dar lugar a situaciones de confusión y peligro. Deshágase o recicle con frecuencia periódicos y revistas.
• Muchas personas mayores utilizan las paredes como apoyo para caminar, cuidado con los objetos que fijamos en ellas como cuadros, fotografías enmarcadas, etc.
• Las esquinas de los muebles redondeados o con protectores para evitar heridas o problemas derivados de golpes.
• Sillas con respaldo y apoyabrazos para que mantenga una buena postura y cojines antiescaras.
• Los suelos han de ser antideslizantes, lisos, de un mismo tono y sin desniveles. Señalar los cambios de nivel.
• Colocar en el borde de las escaleras cinta adhesiva antideslizante y tener cuidado si pulimos los suelos o si se procede a hacer lo mismo con las zonas comunes del edificio, ya que pueden resultar resbaladizos y aumenta el riego de caídas.
• Evitar las alfombras o anclarlas al suelo con material antideslizante. En cambio, podemos colocar una alfombra, felpudo o baldosas negras en la puerta de entrada para evitar que tenga conducta escapista. Generalmente, cuando ven esa zona oscura no se acercan porque les da miedo y así evitamos que salga solo de casa.
• Colocar protectores en los enchufes.
• Buena iluminación en el hogar. Evitar las luces brillantes (deslumbran) o zonas poco iluminadas u oscuras, ya que pueden dar sensación de agujero, de vacío así como escalones con los que se pueda tropezar.
• Interruptores al principio y final del pasillo, en la puerta y cabecero de la habitación.
• Luces con sensor de movimiento, así no tendrá que accionar el interruptor para dar la luz.
• Colocar barraras asideras a lo largo del pasillo para que se pueda sujetar y recorrer distancias más largas de manera autónoma. También para subir y bajar escaleras.
• En las puertas, mejor manivela que pomo para abrirlas.

Seguir estas indicaciones os resultará útil a la hora de realizar cambios en el hogar.

En el mes de septiembre conoceremos cuales son las adaptaciones correctas para cada uno de los espacios principales de nuestra casa: Baño, Cocina, Salón y Dormitorio.

Redacción: Diana Rodriguez (Terapeuta Ocupacional de Residencia Solera La Vaguada)

Estate informado de la actualidad de Solera también a través de Facebook

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR