¿Cómo puede la música ayudar a un mayor con demencia?

¿Cómo puede la música ayudar a un mayor con demencia?

 

Hace unos meses os hablamos de cómo la música es beneficiosa para las personas mayores. Hoy, en Tu Consulta Solera, respondemos a todas tus dudas y profundizaremos más en cómo puede ayudar a personas mayores que sufren deterioros cognitivos.


Uno de los desafíos más difíciles para las personas que sufren de demencia o de deterioros cognitivos medios o graves es poder comunicar a los demás cómo se sienten. A medida que la enfermedad progresa y las palabras se vuelven más difíciles de encontrar, la música puede ofrecerles la clave para aliviar la frustración.

 

“La música empieza donde se acaban las palabras”

 

 

Muchos estudios demuestran que la música reduce el  nerviosismo, tranquiliza los comportamientos desafiantes y, sobre todo, proporciona una forma de conectarse con el mundo incluso cuando la comunicación verbal se ha vuelto demasiado difícil.

Impulsa la  confianza: Cantar una canción para que una persona o todo un público te escuche hace crecer la confianza personal, especialmente cuando se ha logrado recordar  todas las palabras.


Es una actividad sociable: Ser parte de un grupo puede aliviar el sentimiento de soledad y proporcionar una distracción en la rutina diaria.


Es una forma de conectar con los demás: La música es una herramienta emocional muy poderosa: una canción puede hacer llorar,  reír y dejar en los demás un fuerte recuerdo para siempre.



1. Para salir de casa: Pruebe a asistir a grupos de canto organizados como los coros para mayores, un servicio proporcionado por muchas parroquias de barrio y que utiliza el canto para unir a las personas en un ambiente religioso.

2. Haga música en casa: Si no puede asistir a un grupo organizado, puede animar a la persona que le está cuidando en su domicilio a que le cante, de palmas, ​​toque un instrumento musical o baile… (¡incluso podría unirse a ella/él!)

3. Escuche y disfrute: Si la enfermedad ha avanzado mucho, la música todavía puede brindar un gran placer pasivo. Por ejemplo, haga escuchar a la persona mayor con demencia su música favorita, la canción de su boda…

También se puede usar la música para crear o mejorar un estado de ánimo: si desea que se sientan relajados, elija algo tranquilo, si quiere que se sientan felices, pruebe una pieza favorita de su infancia.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies