¿Cómo actuar ante un atragantamiento?

¿Cómo actuar ante un atragantamiento?

Siguiendo unos sencillos pasos la víctima puede salvar la vida

¡Casi me atraganto! Esta es una de las frases que más se repite tras las uvas de Nochevieja una vez que las doce campanadas han finalizado.  Y aunque suele ser una forma de hablar y nadie en realidad termina sufriendo un atragantamiento, es importante saber cómo actuar frente a uno real.

 

“Las víctimas de atragantamientos pueden ser de todas las edades”

 

En estas fechas navideñas, desde un mayor que come un trozo de turrón duro a un niño que ha ingerido una de las pequeñas piezas del juguete que les acaban de traer los Reyes Magos pueden ser víctimas de atragantamiento y necesitar de nuestra ayuda.

Si alguien se lleva las manos al cuello, no puede hablar, se pone de color azulado o saliva por la boca, se está ahogando. Ante un atragantamiento, se debe actuar con mucha rapidez:

 

  1. Uno de los presentes debe llamar al 112 mientras otra persona atiende a la víctima.
  2. En primer lugar, si puede, hay que indicarle que tosa. Si no puede o no tiene fuerza, y está consciente, hay que iniciar compresiones abdominales de la siguiente manera:

 

Maniobra de Heimlich

 

Heimlich para salvar a otra persona

 

1.Ponte detrás de la persona que se está ahogando y coloca uno de sus pies entre los suyos.

  1. Haz un puño con tu mano.
  2. Coloca el puño contra su estómago justo arriba del ombligo. El pulgar debe descansar justo debajo del punto más bajo de su esternón.
  3. Cubra el puño con la otra mano para ayudar a mantenerlo en posición.
  4. Empuje hacia arriba debajo del esternón con cinco movimientos cortos y rápidos.
  5. Si la obstrucción de la vía aérea no se desaloja, repite la acción. No intentes eliminar la obstrucción introduciendo los dedos en la boca, a menos que puedas verla con claridad y alcanzarla fácilmente.

 

Heimlich para salvarte a ti mismo

 

  1.  Coloca tu puño justo debajo del punto más bajo de tu esternón.
    2. Cubre el puño con la otra mano.
    3. Inclínate sobre el respaldo de una silla (o similar) para que tu puño se apoye en el borde de la silla hacia atrás.
    4. Presiona hacia abajo, o “déjate caer” con todo tu peso tan fuerte como puedas, empujando tu puño hacia adentro y hacia arriba.
    5. Repita el movimiento rápidamente.

 

Heimlich para salvar a un bebé (menos de un año)

 

  1. Sostenga al bebé boca abajo en tu antebrazo.
    2. Apoya el brazo sobre el muslo y apoya la barbilla con la mano.
    3. Su cabeza y cuello deben estar más bajos que su cuerpo.
    4. Usa la palma de tu otra mano para dar cinco palmadas rápidas (no demasiado fuertes) entre sus omóplatos.

 

 

En el caso en el que la víctima perdiera el conocimiento, hay que llamar al 112 y solicitar un desfibrilador externo semiautomático(DESA). Mientras llegan, tumba a la víctima en el suelo boca arriba, e inicia compresiones torácicas de la misma manera que si de una parada cardiorrespiratoria se tratase. En cuanto lleguen los servicios de emergencias, hay que explicarles lo sucedido con sumo detalle.

 

Por último, toma nota de lo que nunca debes hacer:

– Administrar los primeros auxilios a una persona en fase de atragantamiento si se encuentra tosiendo y es capaz de hablar, ya que con tan solo la tos, puede desalojar el objeto de forma espontánea.

– Realizar compresiones abdominales a menores de un año: podría provocarles daños mayores.

– Realizar las compresiones fuera del lugar indicado, pues podría producir daños en costillas o intestino.

– Intentar extraer el cuerpo extraño con los dedos a ciegas del interior de la boca.

 

 

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies