Con mucho ritmo

blank

Con mucho ritmo

Siempre se ha dicho que la danza es la expresión del alma. Lo que no se suele mencionar son los innumerables beneficios que tiene para nuestro cuerpo y nuestra mente, entre los que se encuentra uno vital: ayuda a ser feliz.

Bailar es, por decirlo de alguna manera, un deporte sin barreras. No importa la edad, forma de ser o de pensar, prácticamente cualquiera puede practicar la danza. Además todas las personas que veas bailando tendrán algo en común: una preciosa sonrisa.

Por otro lado ayuda a prevenir las depresiones y aumenta de forma significativa la autoestima de la persona que la practica. A su vez contribuye a la eliminación del estrés, debido a que ayuda a controlar los niveles de serotonina y dopamina del cuerpo.

Dado que la danza es una actividad social, ayuda con los sentimientos de aislamiento que padecen las personas mayores que viven solas. Además, cada vez que consigues dominar un paso nuevo, tu nivel de confianza se incrementa y tu estado de ánimo mejora en gran medida.

Aparte de beneficios emocionales, el baile tiene importantes beneficios mentales, como por ejemplo mejorar la memoria. Un estudio con participantes de la tercera edad publicado en el New England Journal de Medicina, encontró que el baile frecuente ayuda a evitar los efectos de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, así como aumentar la agudeza mental para las personas de todas las edades. También se ha demostrado que algunas personas con la enfermedad de Alzheimer son capaces de recordar memorias olvidadas cuando bailan la música que solían conocer.

Finalmente, aunque no menos importantes, tenemos los beneficios físicos. Y es que la danza ayuda a incrementar la capacidad aeróbica de quien lo practica. Un estudio italiano demostró que las personas con insuficiencia cardíaca que practicaron el baile como ejercicio, mejoraron su salud del corazón, así como la respiración y la calidad de vida de manera significativa en comparación con aquellas que montaban en bicicleta o caminaban en una cinta para hacer ejercicio.

Y a lo mejor te preguntas, ¿Qué tipo de baile debería elegir? Eso no importa. Jazz, salsa, merengue, bachata, reggaetón, zumba, hip-hop, ballet, contemporánea, etc… Todos los tipos de baile te ayudan a tener una vida sana. Bailar te puede ayudar de muchas maneras. Todas las formas de baile son igualmente eficaces, lo único que tienes que decidir es qué tipo de danza te gusta más y practicarla constantemente para así obtener los beneficios del baile para la salud.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button
Muchas gracias por su petición de información. Nos pondremos en contacto con Ud. lo antes posible

Te escuchamos y asesoramos

Dinos que necesitas y te respondemos con la mejor solución